Aparatología

En los últimos años los avances tecnológicos han marcado la evolución de una aparatología estética cada vez más precisa y eficaz. Son tantos los cambios que se han producido en tan poco tiempo que es muy habitual encontrarse con dudas sobre su utilización y eficacia. Aún así cada vez son más los centros de estética que optan por incorporar en su carta protocolos con aparatología estética que hasta podríamos decir que ya quedan pocos que no tengan por lo menos un equipo.

aparatologia 3 73 mayo

¿El bisturí o la mano que maneja el bisturí?

Entender esto es de suma importancia ya que si bien el foco comercial de las clínicas es el trabajo, la experiencia y el conocimiento de quienes los aplican, un buen aparato puede convertirse en un gran aliado para el especialista y sólo eso. De esta forma la llamada aparatología debemos de considerarla como una herramienta muy importante; no obstante finalmente es una herramienta. El día de hoy nos resulta imprescindible hacer uso de los equipos pero no debemos de hacer de lado que el éxito del tratamiento no depende del aparato sino de los conocimientos del especialista esteticista o del terapeuta.

En busca de la vanguardia y la calidad    

Es satisfactorio observar todos los adelantos con que contamos hoy en día, pero también hay que notar el gran desconocimiento que existe de cómo trabaja cada uno de los diversos equipos que tenemos al alcance. Definitivamente la mayoría de quienes comercializan aparatos promueven esta desinformación, en gran medida por las circunstancias actuales del mercado en que lo más importante de un equipo es su precio, lo cual deja de lado que el cliente se preocupe por las especificaciones necesarias del aparato.

aparatologia 2 73 mayo

Este desconocimiento provoca que en múltiples ocasiones un equipo sea utilizado para otro objeto para el cual no fue diseñado, o bien que las características de intensidad, modulación, frecuencia, etc., no sean las que se esperaba; se llega a la conclusión simplemente que dicho aparato no sirve, cuando la realidad sería que se está aplicando sin tener un real conocimiento de sus bondades y de qué esperar de él.Aparentemente hoy en día todo equipo para tratamientos faciales sirve simplemente para hidratar y o el de corporales para disminuir la celulitis. Sin embargo en nuestra vida actual los equipos son sofisticados y específicos; por ejemplo, es totalmente indispensable el uso del teléfono celular, de las computadoras, etc., en toda cabina estética o de medicina estética. Es básico para el éxito de nuestro centro de estética incrementar nuestro conocimiento, acercarse más a aquellos que nos pueden apoyar con una mejor y más adecuada información para que al final se pueda adquirir la experiencia que, a fin de cuentas, es la que nos da la maestría en lo que hacemos.